Powered by Blogger.
RSS

5 de Mayo -- Himno Nacional Mexicano



CORO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.

I
Ciña ¡oh patria! tus sienes de oliva
De la paz el arcángel divino,
Que en el cielo tu eterno destino
Por el dedo de Dios se escribió.

Más si osare un extraño enemigo
Profanar con su planta tu suelo,
Piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
Un soldado en cada hijo te dio.

CORO

II
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
De la patria manchar los blasones!
¡Guerra, guerra! Los patrios pendones
En las olas de sangre empapad.

¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle
Los cañones horrísonos truenen,
Y los ecos sonoros resuenen
Con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!

CORO

III
Antes, patria, que inermes tus hijos
Bajo el yugo su cuello dobleguen,
Tus campiñas con sangre se rieguen,
Sobre sangre se estampe su pie.

Y tus templos, palacios y torres
Se derrumben con hórrido estruendo,
Y sus ruinas existan diciendo:
De mil héroes la patria aquí fue.

CORO

IV
¡Patria! ¡Patria! Tus hijos te juran
Exhalar en tus aras su aliento,
Si el clarín con su bélico acento
nos convoca a lidiar con valor.

¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

CORO
Mexicanos al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.


5 de Mayo: Batalla de Puebla


El cinco de Mayo se celebra un acontecimiento muy importante para los mexicanos. Rememora cuando el Ejército de México pudo derrotar a los franceses, en la batalla que se llevó a cabo en Puebla de Zaragoza, en 1862.

El ejército francés contaba con 6000 hombres bien armados, al mando del General Laurencez.

Los mexicanos, pobremente equipados y sin gran entrenamiento, al mando del General Ignacio Zaragoza, se dispusieron a enfrentar a las fuerzas galas. Una división de 1200 hombres ocupó los cerros de San Loreto y Negrete. Otro grupo se encontraba en la Plaza de San José. Las fuerzas mexicanas sumaban en total 4000 hombres aproximadamente, entre los cuales se hallaban los indios Zacapoaxtla, quienes tuvieron un destacado desempeño en el combate.

Se celebra especialmente en Puebla, México; y en los estados del Sur de Estados Unidos, que en otros tiempos formaban parte de México, como California, Nuevo México y Texas.

Siendo Benito Juárez Presidente, y por propuesta de éste, el Congreso declaró, por Ley del 17 de julio de 1861, la cesación de pagos de la deuda internacional, por el término de dos años, debido a la bancarrota en que se hallaba el gobierno de México. Los principales acreedores eran Francia, Inglaterra y España. Estos países se reunieron en la Convención de Londres en octubre de 1861 y firmaron un acuerdo de intervención en México, en defensa de los intereses. Los españoles desembarcaron en Veracruz, al mando del General Prim, en diciembre de 1861, y en enero de 1962 lo hicieron los franceses e ingleses.

En febrero de 1862, en el poblado de Soledad se firmó un convenio preliminar en el que Inglaterra y España se retiraban de la alianza con Francia. El 9 de abril de 1862 se disolvió definitivamente la alianza tripartita de estas tres potencias europeas, para la intervención militar en México, que había mantenido bloqueado el Puerto de Veracruz.

Inglaterra y España acordaron la forma y las condiciones en que se realizarían los pagos, pasado ese plazo, después de numerosas negociaciones diplomáticas. Sólo quedaron en territorio mexicano las tropas francesas.

Francia, gobernada en ese tiempo por Napoleón III, decidió invadir México, deponer al Presidente Juárez, e instalar una Monarquía que respondiera a los intereses franceses, por lo que eligió para esto a Maximiliano de Habsburgo.

Los franceses, desde Veracruz, con sus fuerzas militares se dirigieron hacia el centro del país.

El primer enfrentamiento importante fue en Acultzingo, en la zona limítrofe entre Veracruz y Puebla.

El 5 de Mayo tuvo lugar la Batalla de Puebla, en la que las tropas francesas de intervención en México, fueron rechazadas por el ejército mexicano. Fue la primera vez en que un grupo en desventaja militar y numérica logró vencer a las tropas imperiales de Napoleón III.

El Presidente Benito Juárez insistía en su esfuerzo por derrotar a la monarquía. La política internacional también repercutió en México. Los Estados Unidos ya habían conseguido la paz interna, y apoyaban al gobierno de Juárez. Por su parte, Napoleón III debía atender a serias amenazas en Europa, por lo que requería de todas sus tropas.

Maximiliano, no pudiendo mantenerse como Emperador, abdicó con sus tropas ante el presidente Benito Juárez.

Se realizó un juicio en ausencia, llevado a cabo en el teatro municipal por un coronel y seis capitanes, sin derecho a apelaciones y sobre la base de un interrogatorio que en su mayor parte el Emperador se negó a contestar, se lo condenó a muerte. Murió fusilado en el Cerro de las Campanas de la ciudad de Querétaro, el 19 de junio de 1867. Sus restos fueron depositados al año siguiente en la Cripta Imperial de la Iglesia de los Capuchinos, en Viena.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comments:

Post a Comment